CIAS por la Paz en Aniversario 30 del CEMEFI

11/29/2018

 

 

Convocando a más de 1500 asociaciones miembros, el CEMEFI celebró su 30 aniversario en su reunión anual realizada del 12 al 14 de noviembre en la Ciudad de México, con el tema  “Sociedad Civil, acciones que transforman”. El objetivo del evento fue hacer un recuento de los aportes de las organizaciones solidarias en el desarrollo del país, la evolución que han tenido y los retos hacia adelante en la perspectiva que permita caminar hacia el país que todos queremos, con justicia, legalidad, democracia y oportunidades de bienestar y progreso para todos.

 

 Ej P. Jorge Atilano González Candia S.J., Director del CIAS - Jesuitas por la Paz A.C., participó en la mesa de discusión: “Creación y cultura de paz”, presentando resultados y aprendizajes del Proyecto Reconstrucción del Tejido Social en Tancítaro, Michoacán. 

 

Durante su ponencia el P. Jorge explicó que el programa de Reconstrucción del Tejido Social surgió cuando la Compañía de Jesús en México dio el mandato a un equipo de Jesuitas de realizar un diagnóstico y promover alternativas ante la imperiosa necesidad de dar respuesta a la situación de violencia en el país, que se agravó al inició de esta década.

 

Fue entonces, cuando grupos y organizaciones de Tancítaro Michoacán lo invitaron a aportar en el proceso que realizaban, iniciando así un proceso de Reconstrucción del Tejido Social. En la región se identificaron procesos que contribuyeron a la ruptura del tejido social: tres décadas de migración de la región a USA que generó una ruptura cultural; más de dos décadas con presencia en la región de cultivos de marihuana favoreciendo una ruptura económica en la región y una ruptura política al aparecer los partidos de oposición; todo esto se agudizó al generalizarse el cultivo del aguacate en la región a partir del año 2000.

 

Lo anterior debilitó el tejido social, haciendo visible la disparidad en el acceso a los recursos economícos que desataron la envidia y aceleraron el proceso de individualización; se perdieron los relatos con un sentido comunitario y aparecieron los relatos de una vida exitosa individual; se debilitaron los vínculos en la familia, en las localidades y las habilidades para construir acuerdos sociales.

 

El debilitamiento del tejido social hizo posible la aparición de los grupos armados (2005: Los Zetas, 2006: La Familia y 2011: Los Caballeros Templarios); que cooptaron el territorio, las relaciones comunitarias y las instituciones políticas.  

En 2015 el CIAS por la Paz se suma al proceso de la sociedad civil insertando en la localidad un equipo multidisciplinario que trabajan a nivel barrial y municipal, fortaleciendo la generación de vínculos y convenios intra e interinstitucionales. 

 

Los logros más importantes a la fecha son: 

  • El 16 de noviembre de 2018 se cumplieron 5 años sin ningún secuestro y ninguna extorsión en el territorio de Tancítaro

  • Gracias a la comunidad organizada se replegó al crimen organizado

  • El Programa de Reconstrucción del Tejido Social del CIAS ha ayudado a atender los problemas sociales que surgieron después de la salida del crimen organizado

La experiencia en Tancítaro ha permitido tener un modelo para atender las causas de la violencia y la delincuencia. Este modelo consiste en elaborar convenios interinstitucionales e insertar equipos multidisciplinarios a nivel barrial o municipal.

 

 

 

EL P. Jorge explicó también que algunos elementos clave del proceso, que contribuyeron a modificar la situación de ruptura social han sido: la realización de un diagnóstico del tejido social, trabajar por sectores en el municipio con equipos locales;  la creación de una estructura territorial, la impartición de Diplomados en las diferentes temáticas del proyecto (familia, gobierno local, economía social, participación ciudadana) y planear la transición de equipo externo a equipo local. 

 

Los retos que quedan por enfrentar son:

  • Continuidad de procesos pese a los cambios de gobierno

  • Animar la participaciónón ciudadana

  • Hacer sostenible el interés por lo común

 

El proceso comunitario realizado por la comunidad de Tancítaro nos deja una importante enseñanza:

 

Si construimos una narrativa vinculante sostenida a través de ritos o símbolos, fortaleceremos vínculos sociales diversos en una perspectiva de respeto y cuidado. Estos vínculos,  llevarán a la construcción de acuerdos que favorezcan el buen convivir. De esta forma se podrá regular la conducta de las personas e instituciones en un ambiente de PAZ.

 

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Entregamos las primeras 11 casas en San Mateo del Mar, Oaxaca

October 23, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes