• amigosdelosjesuita

Una mano por Tabasco y Chiapas: Ejecución y avance de proyectos financiados

La campaña “Una mano por Tabasco y Chiapas” surgió para apoyar a las comunidades afectadas por las inundaciones de septiembre a noviembre del pasado año.

Como primera respuesta, se atendieron algunas necesidades inmediatas como la compra de colchonetas y cobijas para las comunidades en Chiapas; así como, materiales para el aseo, curación y cuidados ante la pandemia para las familias afectadas en Tabasco. En un segundo momento, los jesuitas han impulsado también, el desarrollo de proyectos de economía social y solidaria que posibilitan, en el mediano y largo plazo, la mejora en las condiciones económicas de las familias afectadas.

Para ello, se están desarrollando los siguientes proyectos:

· Crianza de pollos y huertos de traspatio familiares la Parroquia de San José y Nuestra Señora de los Remedios en Plátano y Cacao, Tabasco.

· Apoyo a regiones afectadas por las inundaciones mediante trabajos de agro-ecología y micro finanzas en la Misión San Francisco Xavier en Bachajón, Chiapas.


Compartimos la experiencia de la Parroquia de San José y Nuestra Señora de los Remedios.


La Parroquia, con este proyecto, pretende proporcionar a las familias afectadas por las inundaciones el acceso a alimentos sanos, así como recuperar el espacio de traspatio con la incorporación de las aves y los huertos; generar las actividades y dinámicas que les permitan participar a todas y todos en el bien, tanto familiar como comunitario, lo que permitirá la reducción del gasto familiar a través del emprendimiento e intercambio de bienes e insumos.


El equipo ha comenzado a desarrollar la convocatoria para la participación en este proceso productivo, hasta el momento han logrado la participación de 20 familias en el desarrollo de huertos domésticos y de 8 familias colaborando en el desarrollo de procesos con “gallinas ponedoras”; también se han beneficiado a 42 familias con apoyo para la adquisición de alimento tanto para “pollos de engorda” y “gallinas ponedoras”.


Esto ha implicado el desarrollo de talleres de capacitación, visitas a las familias y un acompañamiento por parte de expertos para asesorar en este tipo de procesos productivos. Así mismo, se les ha apoyado en la compra de herramientas y materiales necesarios para el mantenimiento de los proyectos.





34 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo