• amigosdelosjesuita

Proyectos para cuidar la salud en comunidad

La salud integral implica una concepción completa de bienestar que incluye el estado físico, emocional, espiritual y social. Y, esto, es lo que busca la Salud Comunitaria, que los miembros de una comunidad se incluyan y participen de forma activa en los procesos de cuidado para que puedan atender integralmente sus necesidades sanitarias. Distintas obras sociales Jesuitas, acompañan procesos de este tipo, donde se hace uso de los recursos locales disponibles que van desde los conocimientos como la herbolaria hasta técnicas de medicina alternativa que previenen y también complementan la medicina alópata.


Etna Muñoz, es la coordinadora de un centro de Medicina Alternativa de la parroquia de San Judas Tadeo en Torreón, y nos cuenta cómo han logrado tomar medidas preventivas frente a la pandemia a través de este tipo de medicina. Escuchemos su testimonio.



Te compartimos que el padre Luis Valdez Castellanos SJ, quien también trabaja en la parroquia de San Judas Tadeo, nos habla de su trabajo en los cuatro centros de medicina alternativa que se ubican en zonas marginadas de la ciudad para atender la salud de la comunidad de forma integral. En este proyecto, miembros de la comunidad, son enviados a capacitarse a la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro para que se formen como terapeutas en iridología, quiropráctica, masajes, Flores de Bach, Flores Aztecas, entre otros, para que puedan ofrecer estos servicios a muy bajo costo a las personas que lo necesitan.



Los jesuitas reconocemos la importancia de revitalizar los conocimientos sobre los procesos de cuidado a la salud y que responden a las formas de vida de las comunidades, pues cada una de ellas tiene sus propios sistemas de salud y medicina.



Las iniciativas para la prevención, atención y seguimiento de enfermedades son acompañadas por grupos de expertos quienes trabajan diariamente para cuidar la salud de la ciudadanía, sin embargo, la desigualdad económica y social limita la cobertura de este derecho fundamental en las poblaciones que viven en los márgenes de las grandes ciudades o en las zonas rurales. Ante la realidad actual, en un contexto de pandemia, la parroquia San Judas Tadeo, así como otras obras y parroquias jesuitas que acompañan proyectos de salud comunitaria, han elaborado propuestas preventivas para brindar una atención integral, poniendo atención a todas las dimensiones de la persona, como su alimentación, sus relaciones familiares y su estado emocional. 


¿Estas pensando en alguna alternativa de salud comunitaria que sea útil para la población?

Tú puedes ser parte de estas alternativas, sumándote mediante una donación a la campaña “Seamos uno con la Tierra”. En Fundación Loyola te aseguramos que los fondos recaudados estarán en manos de proyectos como este.  


Personas de la comunidad de San Judas Tadeo. Esta imagen fue tomada antes del confinamiento.

Contáctanos

(55) 3513 1181 y 1083 8349

Matamoros #75. Col. del Carmen

Coyoacán, Alcaldía Coyoacán C.P. 04100

contacto@fundacionloyola.mx

Síguenos

  • 2016_instagram_logo
  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Una obra de

Con certificado de